Desde hace más de 20 años, nos dedicamos a brindar a nivel nacional el servicio de Higiene & Desinfección Interior de conductos de Aire Acondicionado, Ventilación & Extracción tanto en residencias y embarcaciones como en empresas de diversos rubros.

 

Con el uso diario, los conductos de ventilación y climatización acumulan polvo que puede influir negativamente en la calidad del aire interior, afectando a la salud de las personas que se encuentran en esos ambientes. Las limpiezas períodicas de las superficies internas de los conductos evitan que se acumulen estos materiales que promueven la contaminación interior.

 
 
002.jpg

1- Inspección Robótica

Previo al proceso de higiene se ingresa un RoboInspector en los conductos, para monitorear el antes, durante y después del proceso de higiene. Todo el proceso queda archivado en un Pendrive que se entrega al cliente una vez finalizado el servicio.

RC-Servicios-Limpieza-V3.png

2- Proceso de Higiene

A través de los difusores o rejas de los conductos se coloca una sonda propulsora flexible que en su extremo lleva cepillos giratórios de polipropileno, duros o blandos, de acuerdo al grado de adherencia de la suciedad. La misma es removida y el polvo es aspirado hacia una bolsa colectora filtrada, evitando que la suciedad llegue al ambiente. La higiene puede llevarse a cabo en conductos redondos, cuadrados, rectangulares, verticales y horizontales, a partir de los 5 cm de diámetro.

RC-Servicios-Desinfeccion-V3.png

3- Desinfección

Finalizada la higiene, se preocede a desinfectar el interior de los conductos mediante un proceso de pulverización, utilizando productos inócuos para la salud de las personas, aprobados por SENASA. También se desinfectan las rejas y difusores afectados en el servicio.

RC-Servicios-Accesos-V3.png

4- Accesos a Conductos

Cuando los accesos al sistema de aire son insuficientes se crean puertas de acceso para facilitar el ingreso de la sonda al interior de los conductos.

RC-Servicios-Sellado-V3.png

5- Finalización & Sellado

Una vez finalizada la limpieza, las puertas de acceso de los conductos principales, existentes o nuevas, son selladas, atornilladas y señalizadas. Las mismas no estorban, restringen ni alteran de forma significativa el flujo de aire dentro del sistema.

 

Para realizar un efectivo servicio de mantenimiento de higiene en los sistemas de extracción de grasas, es necesario considerar todos los elementos que lo conforman.

El servicio se inicia con la higiene del extractor y todos sus componentes, (creando de ser necesario puertas para acceder al interior del mismo), para luego continuar por los conductos de extracción, finalizando en campanas y sus correspondientes filtros.

El servicio consta de varios pasos: un proceso de espatulado manual de ser necesario, proceso de pulverización con desengrasante potenciado e hidrolavado final. Para las terminaciones en la campana se utiliza abrillantador de acero.

Luego del primer servicio se podrá determinar la periodicidad del mantenimiento del servicio de higiene, con el objetivo de mantener un nivel óptimo de extracción y de evitar los riesgos de incendio.

Conducto de Extracción de Grasas Sucio

Conducto de Extracción de Grasas Limpio

 

Detección de la presencia de colonias de bacterias patógenas que ponen en riesgo la salud de las personas.

 

Previo al proceso de higiene, el cliente puede solicitar una muestra del "sucio interior" del conducto de aire. Mediante el mismo se puede detectar la presencia o ausencia de las siguientes colonias de bacterias: 

  • Staphylococcus aureus. 
  • Escherichia coli. 
  • Salmonella spp.
  • Hongos y levaduras.
  • Pseudomona aeruginosa.
  • Clostridium Sulfito Reductores.

 

 
CONDUCTO DE AIRE SUCIO 4.jpg

Conducto Sucio

Interior de un conducto de aire que no recibió mantenimiento ni limpieza adecuada durante un año.

CONDUCTO DE AIRE LIMPIO 3.jpg

Conducto Limpio

De esta forma luce el interior del conducto después de realizar el proceso de higiene y desinfección.

RC-Suciedad.png

Suciedad Interior

Toda la suciedad extraída del interior del conducto contiene bacterias e incentiva el desarrollo de enfermedades y alergias.

 

Comprobá cuál es el estado del conducto de aire y la calidad de nuestro servicio.

Este servicio puede realizarse como parte del proceso de higiene, o bien contratarse de forma independiente para determinar la necesidad de higienizar o no un sistema.

La RoboInspección se lleva a cabo ingresando a través de los difusores o puertas de acceso de los conductos (horizontales y/o verticales) un inspector que al deslizarse permite el monitoreo para advertir las características y grado de adherencia de la suciedad. El procedimiento se graba en formato digital y se entrega en un pendrive.

En caso de ser parte del proceso de higiene, la inspección se realiza en el momento previo al trabajo de limpieza, durante, y una vez concluido el mismo.

La RoboInspección permite conseguir imágenes de un sistema que debido a su dificil accesibilidad, de otra forma serían imposibles de obtener.